lunes, 18 de agosto de 2014

EL PARTO DE ROMEO.

Cuando miro el blog y veo que ha pasado más de un mes desde la última actualización hasta me dan remordimientos, pero tengo una buena excusa, Romeo nació el 20 de julio y las que ya sois madres sabréis de sobra que un bebé es un trabajo a tiempo completo.
A punto de cumplir su primer mes he aprovechado un hueco para escribir esta entrada en la que me apetece contaros como fue el parto, fundamentalmente por si a las que estáis esperando os sirve de ayuda y a las que habéis pasado por la experiencia para que me contéis vuestras impresiones.
Lo primero que os voy a decir es que después de haber leído mucho en distintos blogs, webs y algún que otro libro en papel casi me había obsesionado con la idea de tener un parto lo más natural posible, es decir, sin epidural, oxitocina, sueros, episiotomía, etc., fui a clases de yoga durante el embarazo para estar mejor preparada y si es cierto que me ayudaron a mantenerme en forma, una vez que empezaron las contracciones y los dolores de poco me sirvieron esas clases y ahora os cuento por qué.
Como se va a desarrollar un parto es imprevisible y a posteriori me doy cuenta de ello, por eso se me ponen los pelos de punta cuando oigo hablar de partos en casa, aunque antes estaba muy a favor.
Me levanté con contracciones a las 4,30 horas de la mañana y estuve contabilizándolas hasta las 6,30 horas, cuando se sucedían cada tres minutos desperté a mi marido y salimos hacia el hospital.
A las 7,30 de la mañana ingresé con tres centímetros de dilatación y a las 11 de la mañana decidí ponerme la epidural, los dolores eran cada vez más fuertes y como no sabía el tiempo que pasaría hasta el parto en sí no quise esperar más.
A las cinco de la tarde estaba completamente dilatada y con el cuello borrado,  la matrona me auguró un parto rápido y sin complicaciones, os podéis imaginar mi alegría al oir esto, pero a veces las cosas se complican y mi pequeño giró la cabeza y no fue capaz de colocarse bien en el canal de parto, así que me pusieron oxitocina para ver si ayudaba, despues de dos horas, a las siete de la tarde, el bebé seguía igual, subieron la dosis de oxitocina otra vez y tras mucho empujar sin éxito la ginecóloga decidió a las 22,00 horas que era el momento de entrar al paritorio, a todo esto el efecto de la epidural ya se me había pasado y me aconsejaron no poner otra dosis para que yo sintiera mejor las contracciones y empujara más fuerte.
Al final tuve un parto instrumentalizado con episiotomía y puntos incluidos, Romeo vino a este mundo con ayuda de ventosa y con unos pujos por mi parte que me dejaron totalmente exhausta, a las 22,35 horas nació, pesó 3,750 kilos y midió 51 centímetros.

Romeo Recien Nacido

Al final todo salió bien y doy las gracias a la ginecóloga y a la matrona que me atendieron porque aunque fueron muchas horas su objetivo fue no practicar una cesárea, y mi recuperación tras el parto vaginal ha sido bastante rápida e indolora.
En definitiva, tras mi experiencia, os aconsejo que afrontéis el momento sin ideas preconcebidas porque como os he dicho más arriba nunca se saben los problemas que se pueden presentar, y os aseguro que el equipo médico que nos atiende trabaja para que las cosas salgan lo mejor posible.


¿Habéis sido madres? ¿Cómo se desarrolló vuestro parto?

Gracias por vuestras visitas y comentarios. En cuanto tenga otro ratitio vuelvo a actualizar.






lunes, 14 de julio de 2014

DECO BABY. LA HABITACIÓN DE ROMEO.

Creo que desde que empecé el blog no he escrito nunca sobre decoración, como mucho de alguna cosa que haya comprado para mi casa, y mira que me gusta leer revistas con esta temática y siempre estoy pensando en cambiar esto o lo otro.
El caso es que hoy quiero cambiar esa tónica con una entrada especial, voy a enseñaros la habitación de Romeo, cómo a partir de muebles que ya tenía y sin gastar demasiado he creado un espacio relajado y luminoso, que a mí desde luego me invitan al descanso, ya veremos que opina él...
La habitación no es excesivamente grande, tendrá unos doce metros cuadrados pero es bastante simétrica y tiene abundante luz natural.
Armario no he necesitado porque tenía uno empotrado, la cama, la alfombra y la cómoda también las tenía ya.

baby room
Aquí tenéis una vista general de la habitación, tanto los muebles que ya había como los nuevos son blancos, me gusta el aire de limpieza y serenidad que transmiten.
La cama es de Ikea y seguro que la habéis visto mil veces.
La cuna es de herencia familiar, originalmente era blanca y rosa porque en ella sólo habían dormido niñas, el carpintero la ha lacado en blanco mate y ha quedado nueva.

Baby Room
La cómoda es la Hemnes de Ikea, el toque infantil lo ponen los tiradores en forma de nube, me costó trabajo encontrarlos porque todo lo que había en las tiendas era enorme y yo los quería discretos, al final di con ellos en Zara Home.
La lámpara con pantalla de nubes también es de Zara Home y la he comprado rebajada hace unos días, podéis verla de cerca en Instagram.
La alfombra es la Hampen en blanco, pero ya no se fabrica en este color, la lámpara de techo es la Hemsta y las cortinas son el modelo Vivan, las tres cosas de Ikea.

Baby Room
Para llenar el hueco entre el muro y la columna compramos en Leroy Merlin cuatro baldas con sujeción invisible.
Las he decorado con plantas naturales en maceteros de acero que continúan el ambiente relajado y, además, renuevan la calidad del aire y humidifican el ambiente.
Un oso de peluche que compré en Nueva York hace años, si vais os recomiendo pasar por la tienda porque es una gozada crear tu propio osito, hasta su corazoncito le metes dentro, se llama Build a Bear Workshop, y una placa de madera con el nombre de Romeo en azul y topos blancos, busqué mucho por la red y al final me decidó por Cositas con Encanto.
Los elefantes son uno de mis animales favoritos por eso cuando vi en Imaginarium a papá y mamá elefante me los traje a casa.
Y por último, mis dos libros de cuentos preferidos cuando era pequeña, Grimm y Andersen, los he leído tantas veces que hasta las tapas se habían despegado, con forro adhesivo los he dejado decentes, conviven con un muñeco de esos que llevan cuerda por detrás y una melodía de cuna, también de cuando era pequeña.
La colcha de la cama es de Zara Home, la compré las pasdas rebajas de enero, tiene un discreto estampado de estrellas y es reversible, así como el cojín.

Baby Room
De nueva adquisisción es el sillón de lactancia, me apetecía tener un de esas hamacas de madera con balancín pero la verdad es que las que he probado son muy incómodas, de casualidad descubrí estos sillones y me puse a su búsqueda.
Al principio el precio me enfrió un poco, gastarme mas de quinientos euros en un sillón para una habitación infantil no entraba en mis planes, hasta que por recomendación de una amiga fui a un fabricante de Murcia, Centro Sofá, y lo conseguí por doscientos euros. Se adapta perfectamente a mi altura y mantiene mi cuello y espalda sujeto, que es lo que necesitaba.

Baby Room
Otra cosa que es fundamental para mí son los percheros, el de la imagen ya estaba en la habitación, no recuerdo donde lo compré pero sigue la línea decorativa de la habitación, blanco, madera y metal.
Algo que a lo mejor os ha llamado la atención es que no he colocado ni un solo cuadro en las paredes, prefiero esperar a que Romeo llegue a casa para decidir sobre esto, no sé si pondré fotos, alguna lámina chula o no pondré nada, en el resto de la casa me ocurre lo mismo, será porque estudié Historia del Arte y soy exigente en este aspecto...

baby room
Un detalle de la cuna que no se aprecia en las otras fotos, no lleva ruedas, sino que es balancín, cosa que me encanta, me recuerda a las cunas antiguas, aunque también se le pueden poner ruedas.

Baby Room
Por ultimo, la ropa con la que la he vestido la cuna, es de corte clásico con bordados, siguiendo la gama cromática del blanco con pequeños toques de azul y beis. De Zara Home.

¿Qué os ha parecido?
 ¿Os gustan los tonos suaves para las habitaciones de los niños o preferís colores fuertes?

Gracias por vuestras visitas y comentarios.


lunes, 7 de julio de 2014

VESTIDO ASIMÉTRICO NEGRO. OUTFIT.

El negro es uno de mis colores favoritos y lo uso mucho en prendas de vestir, me he dado cuenta, además, de que siento predilección por las asimetrías en los cortes de la ropa, para muestra el vestido del "look" de hoy que ya ha aparecido por aquí antes, tampoco es premamá pero me sirve perfectamente.
Lo llevo con sandalias joya planas en tonos cuero, brazalete dorado y clutch étnico para darle un poco de color.

LBD Pregnant Style
Ethnic Clutch Dayaday
Vestido Mango / Bolso Dayaday / Pulsera Bijou Brigitte / Sandalias Zara.

Gracias por vuestras visitas y comentarios.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...